Organizadores

Consejos para iniciarse en el triatlón

Te ofrecemos 15 consejos básicos sobre entrenamiento, transiciones, material y salud para que tus inicios en el TRI sean más llevaderos.

El triatlón es una de las actividades que más ha crecido a lo largo de la última década. Muchos corredores o ciclistas, con una larga experiencia en sus disciplinas, desean buscar nuevos desafíos y, atraídos por esa mezcla de tres deportes, comienzan a practicar triatlón. En este artículo te ofrecemos 15 consejos básicos sobre entrenamiento, transiciones, material y salud para que tus inicios en el TRI sean más llevaderos. En primer lugar, debes saber que te enfrentarás a tres segmentos, sin descanso entre ellos y siempre en idéntico orden: natación (normalmente se aguas abiertas, lagos, pantanos, playas, ríos, etc.), ciclismo y carrera a pie. ¡Toma nota!

1. No quemes etapas antes de tiempo. La atracción por los triatlones de larga distancia, medio Ironman o Ironman, tan épicos y mediáticos en las redes sociales, pueden hacernos perder la perspectiva muy fácilmente. Empieza haciendo triatlones sprint y de corta distancia para ganar experiencia y “cogerle el punto” a este deporte que esconde tantos secretos.

2. Acude a ver algunos triatlones antes de debutar en uno. Aunque te parezca poco útil, lo cierto es que ir como público a ver un triatlón ya te da una idea de lo que significa competir en un deporte que aúna tres disciplinas. Incluso si tienes la oportunidad de apuntarte como voluntario, ¡te lo recomendamos!

3. Seca bien tus pies. Al salir del segmento de natación seca bien tus pies y evita el nerviosismo poniéndote los calcetines y las zapatillas. Al estar todavía mojados, para ayudarles a entrar en el calzado puedes usar polvos de talco. Es mejor perder unos segundos más en secar los pies que intentarlo sin éxito varias veces cuando están húmedos y encima desesperarse.

4. El mono de lycra es tu mejor amigo. El llamado “tritraje” es un mono que te acompañará durante toda la competición. Póntelo desde el principio, debajo del neopreno, ya que puedes hacer el segmento de natación con él gracias a su facilidad para expulsar el agua. De este modo en la Transición 1 no perderás tiempo en cambiarte, solo tendrás que quitarte el neopreno.

5. Utiliza zapatillas con sistemas de lazado rápido. Los llamados ‘Quick Lace’ son sistemas de atado de cordones rápidos en los que basta con introducir el pie en la zapatilla y tensar los cables del cordonaje para ajustársela. De este modo no perderás tiempo en hacer lazadas y también evitarás que el lazo se deshaga mientras compites.

6. Consigue un cinturón porta-dorsales. Te ahorrará tiempo y molestias. Para hacer la parte de la bicicleta necesitas que tu número se encuentra a la espalda mientras que para correr lo necesitas en la parte delantera. En lugar de cambiar la ropa o perder tiempo reubicando el dorsal, simplemente gira el cinturón alrededor de tu cuerpo en la T2 y ya estarás listo para echar a correr. Rápido y sencillo.

7. Practica las transiciones en los entrenamientos. A buen seguro las transiciones son los momentos más delicados para los triatletas principiantes. Es donde mayor número de errores se comente y donde perdemos más tiempo si no tenemos un protocolo establecido. Pon en práctica los consejos sobre las transiciones en tus entrenamientos y tómatelo como si estuvieses en un triatlón de verdad.

8. Aplícate vaselina en las zonas estratégicas del cuerpo. El neopreno es posiblemente el material que más complicaciones te dará en los inicios en el triatlón. Son trajes difíciles de quitar cuando estamos con las pulsaciones disparadas y en plena competición. Por eso acostúmbrate a aplicarte vaselina antes de la carrera en áreas como debajo de los brazos y de las piernas. Con eso lograrás que el neopreno deslice con más facilidad y además ayuda a protegerse de las rozaduras.

9. Invierte en un entrenador de técnica de natación. En un triatlón el segmento más duro para la gran mayoría de participantes es la natación. La técnica es indispensable para no hacer un innecesario derroche de energía en este primer tercio de carrera. Te recomendamos que, en tus inicios, contactes con un entrenador especializado que estudie tu manera de nadar y te ayude a mejorar tu técnica. Lo vas a notar mucho y a agradecer en el futuro. Merece la pena.

10. Haz unas sesiones de natación en aguas abiertas. No puedes pretender prepararte un triatlón en una piscina y el día de la competición nadar en el mar como si fuesen el mismo lugar. Coge tu nuevo neopreno y márchate a un lago o río en el que practiques la natación en aguas abiertas. Verás que la flotabilidad no es la misma e incluso que la técnica también cambia.

11. Haz una transición suave de la bicicleta a la carrera a pie. El cambio del segmento de bici a la carrera a pie suele causar estragos en las piernas debido a las adaptaciones que necesita nuestro cuerpo. Es un cambio de gesto deportivo muy brusco y a una intensidad muy alta. Para evitar molestias y facilitar esta transición, en los últimos 2-3 kilómetros del recorrido en bici baja una marcha y aumenta la cadencia (frecuencia de pedaleo).

12. Prioriza el entrenamiento en bicicleta. El segmento de bicicleta es normalmente en el que pasas más tiempo en un triatlón. Así, cuando vayas a repartir tu tiempo de entrenamiento, dale un peso importante al ciclismo. Dicen los expertos que es en este segmento donde se ganan o pierden los triatlones.

13. Muy atento al ‘drafting’ y al reglamento de la prueba. El drafting es aprovechar tu posición en la bicicleta justo detrás de otro ciclista para reducir la resistencia al viento. Se calcula que un ciclista que va a rueda de otro puede ahorrarse hasta un 30% de esa resistencia al viento.

14. Coloca y organiza tu material metódicamente. Tanto en la T1 como en la T2 es más que necesario colocar tu material de manera organizada y precisa para evitar pérdidas de tiempo innecesarias. Trata de crearte unos hábitos de modo que en poco tiempo ya sea algo prácticamente mecánico que puedas hacer sin pensar.

15. Estudia al máximo las zonas en las que se harán las transiciones. Igual que es recomendable analizar los recorridos de cualquier competición (ya sea un triatlón, un maratón de asfalto, una marcha de BTT, etc.), en el triatlón también es importante estudiar las zonas habilitadas para hacer las transiciones. Mira el terreno, calcula los espacios y observa el lugar exacto en el que tendrás colocada tu bicicleta (T1) y tus zapatillas de correr (T2).

Eventos destacados

Eventos

Otros eventos desde 30/11/2021