Organizadores
dom. 19 abr. 2020

Km Vertical Buetraitzeko Nocturna

Oñati, Guipúzcoa
  • Trail
  • inicio
  • descripción
  • Resultados

Uno de los lugares más emblemáticos del País Vasco, historia sostenida en un acantilado: Aránzazu. Si de día es un paraje capaz de asombrar a cualquiera, de noche se convierte en aún más especial. Al llegar allí, retumbaba entre las piedras, la canción de Satanás, encargado de amenizar la fiesta. Mientras tanto, los participantes recogían su correspondiente dorsal y los aficionados se dirigían a encontrar la mejor localización para no perder detalle de la carrera.

Esta vertical era uno de mis objetivos de esta temporada, un bonito desafío para estrenarme en esta dura modalidad, y además, con el hándicap de celebrarse de noche. Pero, tras estar más de una semana y media enferma, sin salir de casa, los médicos me prohibieron participar. Al llegar allí, la pena que sentí fue impresionante, pero además de deportista, también soy periodista, y decidí ser profesional y cubrir dicha prueba.

2.7 km y 800 metros de desnivel positivo. Una vertical dura, sin tonterías, que tenía lugar a las diez de la noche en Aránzazu y finalizaba en la cima del monte Buetraitz. No es habitual organizar dichas carreras, a la única parecida a la que he asistido ha sido la Nit Pirineu que se celebra en la Ultra Pirineu; allí, en cambio, todos los corredores salían juntos, y no por tiempos

Aunque el siguiente día se celebraba EL Kilómetro Vertical del Campeonato de España en Otañes, los especialistas en verticales de la zona no quisieron perderse la cita y acudieron con todo el arsenal. Para los que lo conocen bien, igual no fue una sorpresa, pero para todos los demás, la victoria de Iban Murua fue inesperada. El de Elgoibar demostró ser un fuera de serie, para adjudicarse el triunfo y el récord de la prueba, ante corredores como Iñigo Lariz, Imanol Goñi o Julen Aranguena. Para orgullo de los elgoibartarras, el triunfo femenino se lo llevo Ainhoa Lendinez del Lizarpe. La polivalente elgoibartarra demostró encontrarse en un estado físico envidiable, mostrándose superior a especialistas como Aitziber Ibarbia y/o Maite Zabaleta.

En términos generales, una carrera especial, idóneo para dar lo máximo de uno mismo y disfrutar entre fuegos artificiales, de todos los aplausos y ánimos del gran número de aficionados que acudieron a amenizar y disfrutar de la dura subida al Buetraitz.