Trollstigen, la escalera de los Trolls

Trollstigen, la escalera de los trolls. Una brutal carretera noruega

Situada en Bergen, al Norte de la segunda ciudad más poblada de Noruega surge el Trollstigen, un espectacular puerto de montaña que se traduce literalmente del noruego como la “Escalera de los Trolls”.

como es el trollstigen

Con unas vistas únicas del valle del Åndalsnes, la belleza de un paraje único se fusiona con una sensación de vértigo provocada por una cuesta incesante que dibuja un holograma único en la geografía noruega. Toda una localización para el peregrinaje de ciclistas amantes de los puertos de montaña.

Este puerto de montaña es consecuencia de un dramático paso entre los profundos fiordos que caracterizan la región. Tal es su dureza y su adversidad climatológica que este recorrido sinuoso solo se mantiene abierto en mayo hasta finales de noviembre, cuando el clima hace impracticable incluso la conducción para vehículos especializados.

Por suerte, con el paso de los años y de la tecnología, desde el año 2012 una gran plataforma ofrece una vista privilegiada en lo alto de la carretera. Esta plataforma se utiliza desde entonces como centro turístico para visitantes e incluye un museo, un albergue de montaña, un restaurante y un espectacular mirador para divisar las vistas del lugar. Toda la construcción está muy cuidada y se mimetiza completamente con el salvaje entorno en el que se encuentra. Todos los elementos se moldean en el paisaje para que la experiencia del visitante parezca más auténtica.

Pero el Trollstigen no es solo una subida larga y dura, sino que su trazado constituido por más de 180 curvas en forma de herradura supone que estas rampas de gran dureza sean capaces de romper en mil pedazos cualquier pelotón. La parte central del puerto posee 7 kilómetros donde la pendiente media es superior al 8.0%. Siguiendo el cauce de la cascada Stigfossen que acompaña en toda la subida, este recorrido parece estar pensado para que sea imposible no mojarse en algunos de sus virajes.

Al alcanzar el zenit, en lo más alto del Trollstigen, más allá de una satisfacción inmensa, al alcance de otros pocos puertos de montaña, los valientes que se atrevan a subirlo podrán disfrutar del mirador y como no, de unas instantáneas únicas que generarán mucha repercusión en Instagram ?.